Los tipos de gobierno que hemos tenido en Venezuela

     Trataremos de entrar en la historia de los gobiernos venezolanos, para conocer la verdadera realidad de sus producciones y alcances de sus acciones, simplemente que nos dejaron con sus actuaciones y que dejaron sin hacer ni conocer por causa de sus incapacidades, alimentadas por sus apetencias personales y el desconocimiento total del valor de ser ciudadano de un país que debía desarrollarse ya que era materia virgen que fácilmente podía moldearse y obtener grandes beneficios de ella, a pesar de su inmensa pobreza en todos los sentidos

DE LOS GOBIERNOS

Desde 1830 hasta 1994, los gobiernos en Venezuela fueron SESENTA (60), VALE DECIR, DESDE LA PRESIDENCIA DEL GENERAL José Antonio Páez hasta la del doctor Rafael Caldera Rodríguez; de los cuales:

TREINTA Y UNO (31) fueron GENERALES

VEINTISÉIS (26) fueron CIVILES

DOS (2) fueron CAPITANES

UNO (1) fue CONTRAALMIRANTE

Del total de los gobernantes tres (3) (generales) murieron en el ejercicio de la presidencia.

En un resumen de las gobernaciones en el país, tenemos: Que nos han gobernado durante CIENTO SESENTA Y CUATRO AÑOS (164): 1830 hasta 1994:

TREINTA Y CUATRO MILITARES (34) y VEINTISÉIS (26) CIVILES

Los MILITARES representan el:  56,67%

Los CIVILES representan el:        43,33%

Diferencia:                           13,34%

DURANTE EL SIGLO XIX:

Tuvimos TREINTA y CUATRO GOBIERNOS, de los cuales:

Nos gobernaron únicamente DIEZ CIVILES (10):

El Dr. Vargas [en dos oportunidades],

Andrés Narvarte,

Pedro Gual,

Manuel Felipe Tovar,

Jacinto Gutiérrez,

Juan Pablo Rojas Paúl,

Raimundo Andueza Palacio,

Guillermo Tell Villegas [en dos oportunidades].

Dentro de estos mandatos OCHO DE LOS CIVILES actuaron como simples encargados de la Presidencia y por muy cortos periodos.

El resto de los gobernantes fueron VEINTICUATRO GENERALES, casi todos venidos de montoneras y de sublevaciones, donde se otorgaban, ellos mismos los grados militares de mayor jerarquía. Incluyendo a los héroes de la Independencia que cobraron sus labores tomando los mandos del país. Debiendo incluir el período casi monárquico de la sucesión Monagas, a continuación:

Páez [en tres oportunidades];

Carreño;

Soublette [en dos oportunidades]; los de la “monarquía Monagas”:

José Tadeo Monagas [en tres oportunidades muriendo en la última];

José Gregorio Monagas,

José Ruperto Monagas;

Julián Castro;

Falcón;

Bruzual;

Guzmán Blanco [en tres largas oportunidades];

Linares Alcántara;

Gutiérrez;

Varela;

Crespo [en dos oportunidades];

Hermógenes López e

Ignacio Andrade.

DURANTE EL SIGLO XX:

Tuvimos VEINTISIETE GOBIERNOS, de los cuales:

Nos han gobernado TRES CIVILES que fueron una pantomima a las órdenes del tirano Juan Vicente Gómez, siendo estos:

José Gil Fortoul,

Victorino Márquez Bustillos y

Juan Bautista Pérez.

SIETE MILITARES:

Cipriano Castro;

Gómez [cuatro oportunidades];

Eleazar López Contreras e

Isaías Medina Angarita.

TRECE CIVILES:

Don Rómulo Gallegos,

Germán Suárez Flamerich,

Edgar Sanabria,

Rómulo Betancourt [en dos oportunidades],

Raúl Leoni,

Rafael Caldera [en dos oportunidades],

Carlos Andrés Pérez [en dos oportunidades],

Luis Herrera Campins,

Octavio Lepage y

Ramón J. Velásquez.

CUATRO JUNTAS DE GOBIERNO: 45-46; 48-50; 50-52 y 1958. Sus integrantes componen los gobiernos de los militares:

Carlos Delgado Gómez (a) (Chalbaud),

Mario Vargas,

Marcos E. Pérez Jiménez,

Luis Felipe Llovera Páez y

Wolfgang Larrazábal.

En la historia de los gobiernos venezolanos, desde nuestra separación definitiva de la Gran Colombia [1830], y que comenzáramos a actuar libre y soberanamente independientes como REPUBLICA DE VENEZUELA; la calidad de nuestros gobernantes viene dejando mucho que desear, ya que no nos han aportado absolutamente nada a nuestro desarrollo y avance social, económico y político, debido a que los mal llamados “generales” de montoneras junto con los héroes de la Independencia, se repartían como una piñata abundante de poder, pero pobre y exhausta de riqueza, la famosa silla presidencial, y que algunos civiles faltos del carácter verdaderamente ciudadano y patriótico se dejaron arrastrar y humillar por la bota del militar, con la sola finalidad de ostentar el poder, y así obtener también todas las prebendas que el poder otorga. Debiéndose recordar las frases del presidente doctor José María Vargas, antes de asumir el gobierno [1835], “…los hombres que han creído que Venezuela es su patrimonio”.

Durante el siglo XIX, el país sufrió la más espantosa situación de guerras intestinas, producto de los alzamientos militares de las montoneras, de ciudadanos que llevaban por norte el lograr el poder y el enriquecimiento propio, y lo más importante, otorgarse el titulo de GENERAL, aunque solamente comandara o dirigiera al grupito de sus campesinos de su o sus haciendas. Esta situación desangró enormemente al país, el cual  no se encontraba muy densamente poblado; sumado a la falta casi total de vías de comunicación, lo que ayudaba al alejamiento del desarrollo de las pequeñas zonas pobladas y el aumento de la pobreza; que colaboraba con la situación política por la cual atravesaba la Nación, las arcas gubernamentales se encontraban totalmente vacías, no solamente por la corrupción y el robo de los gobernantes, sino que se sumaba a la inexistente funciones administrativas de un poder verdaderamente Ejecutivo, que pudiese llegar a nivelar la situación económica que atravesaba Venezuela, y no encontrarnos que el Legislativo (Congreso) fue abandonado por los congresantes por no haber dinero para los gastos y el pago de sus salarios.

Leer a Ramón J. Velásquez en su obra histórica “La Caída del Liberalismo Amarillo” (1973); es totalmente triste y deprimente para un venezolano que quiera y respete a su patria, a pesar de la dura realidad que el historiador nos hace sentir. En dicha obra Velásquez sabe recoger esa parte importante de la verdadera situación de la Nación para la época, en cuanto a sus desastrosas guerras intestinas; describe las pobrezas morales, sociales y económicas que latían en todo el territorio nacional. Donde se puede constatar el nacimiento del resentimiento y del odio de las clases desposeídas, por la falta total de verdaderos gobiernos que nunca quisieron ni supieron llevar adelante la conquista de una culturización de sus conciudadanos, de un avance en las ciencias en general, en lograr estabilidad en todos las ordenes con el fin de poder desarrollar las inversiones, la industrialización y no la producción escasa de materias primas para mercados avanzados que nos devuelven los “espejitos” que nuestros indígenas admiraron de los conquistadores, vale decir, no hemos avanzado absolutamente nada, nos encontramos en el propio  principio de nuestra historia triste.

Si leemos con detenimiento las composiciones de los gobiernos durante ciento sesenta y cuatro (164) años que corren desde 1830 hasta 1994, lo que corresponde a sesenta (60) gobiernos, donde se refleja las penurias del siglo XIX, con la estela de barbaridades cometidas dentro de nuestro territorio, al quedar expuestos a las ansias de poder de ciudadanos incapaces, no aptos, sin un curriculum que los avalara, sin planes de avance, únicamente presentaban el aval del fusil y de la sangre de venezolanos que manchaban sus manos y la de sus secuaces, coronado con la idea de la fácil posibilidad de la toma del poder.

La falta total de un seguimiento de una planificación para la explotación y desarrollo de los bienes nacionales, de lograr inversiones de países altamente desarrollados y viejos en la historia (Europa) y de las nuevas naciones tecnificadas del norte (EE.UU. y Canadá), sólo sirvieron para que algunos de los jerarcas que mandaron y tuvieron el poder en sus manos, fuesen a morir en alguno de esos países, destituidos, sustituidos o al igual que renunciantes.

En la actualidad se puede observar la inexistencia de todo lo que significa avance hasta casi finalizada la Segunda Guerra Mundial, cuando ya teníamos la espada de Damocles del petróleo sobre nuestra vidas, que vino a terminar de aplastar y no dejar que se produjeran los avances necesarios en todas las ramas de una civilización en desarrollo, tal cual se producía en el resto del mundo, incluyendo la mágica recuperación de la Europa arrasada por la Segunda Guerra Mundial [1939-1945]. Pasábamos a ser dependientes de la falsa riqueza que nos proporciona el “oro negro”, o nombrarlo con el nombre dado por el creador de Organización de Productores y Exportadores de Petróleo (OPEP): Doctor Pérez Alfonso, “el excremento del diablo”.

 

About these ads

Acerca de luisfelipeescobar

Jubilado de Empresas Polar, defensor de la democracia, caraqueño e investigador por vocación. Lo mas importante en mi vida es mi familia.
Esta entrada fue publicada en Historia de Venezuela y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los tipos de gobierno que hemos tenido en Venezuela

  1. addais1 dijo:

    Esta informacion esta buenisima para exponerla en las escuelas y liceos para que nuestros muchachos sepan la historia que no cuentan las enciclopedias aprobadas para la enseñanza de hoy en dia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s